¿Después del parto debo seguir tomando vitaminas?

¿Después del parto debo seguir tomando vitaminas?Después de la llegada de un bebé hay un sinfín de cosas que reorganizar, tanto en casa, en la familia, como en la vida de la propia mamá; una de ellas es seguir cuidándose en su alimentación y suplementación, no solo para su bienestar, sino también para el de su bebé, sobre todo si está lactando. Queremos contarte en esta publicación qué alimentación y vitaminas postparto se recomiendan, siempre bajo un sustento confiable que te ayude a tener mayor claridad al respecto, sin olvidar que debes consultar siempre a un profesional de la salud. 

Como sabes la nutrición de la madre determina la condición nutricional de su hijo, supeditada así a la cantidad de reservas tisulares, es decir, por el estado nutricional previo al embarazo, así como, por el nivel de ingesta durante este periodo y también durante la lactancia. Así, al referirnos al postparto, específicamente al periodo de lactancia se sabe que amerita un especial cuidado, no sólo para lograr el éxito de la lactancia materna y por ende el crecimiento optimo del niño, sino también para reponer las pérdidas de nutrientes durante el embarazo, para garantizar una adecuada nutrición durante la lactancia que le permita realizar sus actividades rutinarias sin riesgo y estar preparada para enfrentar nuevos eventos fisiológicos. 

Para una mejor comprensión del tema, te compartimos que las madres con estado nutricional normal pueden producir alrededor de 400 ml de leche por día las primeras semanas después del parto, incrementándose hasta 800 ml por día entre las 6 y 8 semanas. Mientras que madres con déficit nutricional o bajo nivel de vida, producen menor cantidad, aproximadamente 200 a 250 ml menos. De ahí la importancia de una buena alimentación.  

Por ello, para conseguir un buen estado nutricional durante la lactancia, la mujer tiene que aumentar la ingesta de nutrientes. Debes saber que la leche materna tiene una composición bastante constante y la dieta de la madre solo afecta a algunos nutrientes, por ejemplo, el contenido de hidratos de carbono, proteína, calcio y hierro no cambia mucho incluso si la madre ingiere poca cantidad de estos en su dieta. Sin embargo, si la dieta de una madre es deficiente en vitaminas hidrosolubles y vitaminas A y D, su leche contiene menos cantidades de estos nutrientes, también el contenido de grasa de la leche materna varía con la dieta. En cada visita posnatal tanto la madre como el bebé deben ser examinados, y se debe proporcionar asesoramiento sobre la alimentación saludable, Pero, un dato que debes tener presente es que durante la lactancia se debe evitar una dieta que aporte menos de 1 800 cal al día. 

Se ha comprobado que las necesidades maternas pueden variar a lo largo de la lactancia y que la ingesta adecuada de energía y una dieta equilibrada que incluya frutas, verduras y productos de origen animal ayudan a garantizar que las mujeres afronten el embarazo y la lactancia sin deficiencias. Sin embargo, los requerimientos de algunos nutrientes, especialmente hierro, yodo, ácido fólico y vitamina A, son más difíciles de alcanzar a través de la ingesta, y por esta razón puede ser necesario administrar Suplementos con vitaminas para el postparto o tomar alimentos naturales fortificados con dichos nutrientes. 

Entre los minerales y vitaminas para el postparto, está el calcio, que durante la lactancia se necesitan aproximadamente de 1,200 mg adicionales al día   para compensar la cantidad de calcio excretada en la leche materna que es de 28 mg por 100ml. 

En cuanto a la pérdida del hierro en la leche materna es mínima (15 mg /día), además estás pérdidas, por lo general son compensadas parcialmente por el retraso en el retorno de la menstruación. Sin embargo, considerando que la biodisponibilidad del hierro proveniente del tipo de alimentación consumida por nuestra población es baja, es conveniente suplementar para evitar otras deficiencias y más aún cuando la madre no alcanzó adecuado depósito de hierro. 

Por otro lado, está el yodo un oligoelemento esencial para la síntesis de la hormona tiroidea, un incremento de este durante el embarazo y la lactancia es necesario debido a las pérdidas a través de la placenta, riñones y glándulas mamarias. Durante la lactancia se recomienda una ingesta promedio de 200μg/día. 

 Las necesidades vitamínicas en la lactancia también se deducen por el contenido vitamínico de la leche por lo que algunas vitaminas para el postparto, especialmente A, C y D deben suplementarse para mantener los depósitos maternos y compensar las cantidades secretadas en la leche. Una dieta mixta y variada, que satisfaga las necesidades de vitaminas y minerales en el periodo anterior al embarazo y la lactancia cubrirá las necesidades adicionales de la lactancia, si la ingesta total se aumenta para satisfacer las necesidades adicionales de energía.

Los beneficios biológicos únicos de la leche materna justifican la promoción de la lactancia como método óptimo de la alimentación infantil, influyendo en el proceso del postparto. Por ello, se recomienda aumentar el consumo de determinados nutrientes o la utilización de Suplementos Alimenticios para las mujeres lactantes para satisfacer las necesidades de la producción de leche y proteger al lactante contra deficiencias en nutrientes.

Si estás buscando una línea de Suplementos Alimenticios que contenga vitaminas para el postparto, llegaste al lugar indicado en mom2be te acompañamos antes, durante y después de tu embarazo, déjanos ser parte de este proceso.

 

Referencias: 

Traquino, S., Jordan, M., Angus, E. (2014) Guía Alimentaria para la mujer durante el periodo de embarazo y lactancia. Serie: Documentos Técnicos Normativos, publicación 345. Estado de Salud. Estado Plurinacional de Bolivia. Recuperado de https://www.minsalud.gob.bo/images/Libros/DGPS/PDS/p345_g_dgps_uan_GUIA_ALIMENTARIA_PARA_LA_MUJER_DURANTE_EL_PERIODO_DE_EMBARAZO_Y_LACTANCIA.pdf

 

Lurbe, E., Alsina, L., Fernández, L. R., & Sánchez, G. S. (2015). Editors’ corner: Anales de Pediatria

Annual report. Anales de Pediatría (English Edition), 82(6), 375-377. Recuperado de

https://doi.org/10.1016/j.anpede.2015.04.010

https://www.analesdepediatria.org/es-la-importancia-nutricion-materna-durante-articulo-S169540331500305