Beneficios de las vitaminas en el embarazo

Beneficios de las vitaminas en el embarazo

El embarazo es una situación especial que conlleva un proceso de cambios para el cuerpo de toda mujer, ya que, aumentan las necesidades de energía, proteínas, vitaminas y minerales; la alimentación debe aportar nutrientes en cantidades suficientes para el desarrollo óptimo del feto y para mantener su metabolismo durante los nueve meses de gestación. Debemos considerar que, en ocasiones la dieta no es suficiente y es necesario recurrir a la utilización de Suplementos Alimenticios. Si quieres saber más sobre la relación de las vitaminas y el embarazo, sigue leyendo porque te compartimos los beneficios que conlleva. 

Una de las primeras vitaminas que relacionamos con el embarazo es el ácido fólico, la dosis diaria permitida es de 400 mcg, además se aconseja la ingesta de alimentos que lo aporten, especialmente vegetales de hoja verde, hígado, frutas, cereales, legumbres, levaduras y frutos secos.  Los médicos recomiendan empezar al menos un mes antes de la concepción y mantenerlo durante todo el embarazo, sobre todo en caso de embarazos gemelares, enfermedades crónicas, vómitos o mala absorción de cualquier origen. La toma debe ser diaria e ininterrumpida, ya que no se almacena en el organismo. 

Con referencia al calcio, se recomienda un consumo de 1000 mg/día, considerando que durante el embarazo se producen cambios en el metabolismo, como el aumento de la absorción intestinal de este mineral, obteniendo como beneficios la facilitación del aporte del calcio desde la madre al feto, manteniendo los niveles plasmáticos y óseos maternos. 

Otro de los beneficios que debe considerarse en relación con las vitaminas y el embarazo es el del ácido ascórbico o la vitamina C, que constituye el principal antioxidante soluble del plasma, actúa como primera línea de defensa contra los radicales libres, por ello se necesita una ingesta dietética adecuada, que en un adulto es de 75 mg/día y durante el embarazo aumentan hasta 85 mg/día. 

Continuando con la relación de las vitaminas y el embarazo, se recomiendan los Suplementos Alimenticios de dosis bajas de hierro oral durante la segunda mitad del embarazo en las mujeres sin riesgo de ferropenia (disminución de la concentración de hierro en el organismo).

En pacientes con anemia previa se debe iniciar al principio de la gestación. En relación con el Yodo, se recomienda realizar un aumento de su ingesta, utilizando sal yodada y asociando un suplemento de 200 µg I/día, iniciándolo antes de la concepción, del mismo modo que se realiza con los folatos. Se debe mantener durante todo el embarazo y lactancia. 

Aunque no existe evidencia del beneficio que aportan los Suplementos Alimenticios con multivitaminas y minerales, actualmente disponemos de algunos preparados en el mercado que incluyen dosis adecuadas de ácido fólico, vitamina B12, hierro y yodo, y pequeñas cantidades de otros micronutrientes que cubren las necesidades de la mayoría de las gestantes. Nuestra línea de mom2be te ofrece diferentes opciones para cubrir las necesidades de minerales y vitaminas que se requieren en el proceso del embarazo

Muchas mujeres embarazadas siguen dietas deficientes de los nutrientes necesarios, lo que les provoca anemia, hipertensión, y peores resultados perinatales. Además, incluso en embarazadas que ingieren una dieta bien equilibrada hay cantidades insuficientes de ciertos elementos como ácido fólico, yodo, hierro, vitamina B12, entre otros. Como es difícil evaluar los efectos de todos y cada uno de estos micronutrientes, una buena opción es la administración de un preparado múltiple, que además resulta una buena forma de lograr varios beneficios. Desde hace algunos años, la UNICEF, la ONU y la OMS coincidieron en la composición de los comprimidos de micronutrientes múltiples para las gestantes, que incluía una cantidad diaria recomendada de vitamina A, vitamina B1, vitamina B2, niacina, vitamina B6, vitamina B12, ácido fólico, vitamina C, vitamina D, vitamina E, cobre, selenio y yodo, además de 30 mg de hierro y 15 mg de zinc. 

Por tal razón, en la práctica clínica es común que se recomiende la suplementación de un multivitamínico, que incluya varias vitaminas y minerales, como parte de la atención prenatal. La evidencia señala que la decisión de una suplementación de vitaminas y minerales durante el embarazo debe ser individualizada, tomando en cuenta el estado nutricio y metabólico de la mujer, la existencia de deficiencias específicas de nutrimentos o un consumo que no alcanza los niveles recomendados, así como considerar el riesgo que presenta de desarrollar complicaciones perinatales. Una de las justificaciones de la suplementación múltiple con micronutrientes es el hecho de que las deficiencias de estos, en general, son concomitantes, siendo común la interacción entre ellos. También se ha sugerido que la suplementación de más micronutrientes podría tener mayores beneficios, resolviendo varias deficiencias a la vez. 

Sin duda una adecuada atención prenatal, que incluya estrategias de alimentación y suplementación de micronutrientes, podría no solo mejorar la salud y vida de madre e hijo, sino también de las siguientes generaciones. Así, los esquemas de suplementación de vitaminas y minerales deben de individualizarse según el contexto específico de cada mujer, tomando en cuenta su perfil de riesgo y condiciones que puedan afectar la adherencia. Sin embargo, es posible que se establezcan minerales y vitaminas en el embarazo de manera sistemática a todas las mujeres en este periodo. 

En mom2be tenemos una línea especializada de Suplementos Alimenticios que brindan un acompañamiento para antes, durante y después del embarazo, y que contienen las dosis de vitaminas y minerales que se requieren en cada una de estas etapas.

Referencias: 

Rodríguez, M. L., Méndez, J. S., Martínez, M. S., & Domínguez, M. C. (2010c). Suplementos en embarazadas: controversias, evidencias y recomendaciones. Información terapéutica del Sistema Nacional de Salud, 34(4), 117-128. Recuperado de http://www.mspsi.gob.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/infMedic/docs/vol34n4_Suplementos.pdf

Rodríguez, M. L., Méndez, J. S., Martínez, M. S., & Domínguez, M. C. (2010c). Suplementos en embarazadas: controversias, evidencias y recomendaciones. Información terapéutica del Sistema Nacional de Salud, 34(4), 117-128. Recuperado de https://www.sanidad.gob.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/infMedic/docs/vol34n4_Suplementos.pdf

Perichart-Perera, O., Rodríguez-Cano, A. M., & Gutiérrez‐Castrellón, P. (2023). Importancia de la suplementación en el embarazo: papel de la suplementación con hierro, ácido fólico, calcio, vitamina D y multivitamínicos. Gaceta Medica De México, 156(93). Recuprado en: https://doi.org/10.24875/gmm.m20000434